Hoy en día tener presencia en el mundo digital se ha vuelto una de las principales prioridades de los negocios en México y en el mundo. Pero establecer una tienda en línea no es lo mismo que poner en marcha un negocio físico. Existen aspectos técnicos básicos y requisitos que debes considerar para poder pasar de lo físico a lo digital con éxito. A continuación, Carlos Ramírez, especialista en comercio electrónico con más de 18 de años de experiencia y CEO de la empresa eCohete, nos explica los puntos esenciales:

 

1. Brick 2 click

Es importante que identifiques las similitudes de los negocios físicos y digitales para que entiendas cómo funcionan cada uno de ellos. El equivalente a la «dirección física» de tu negocio, será el «dominio» en tu tienda en línea, el cual deberás pagar para ser el dueño y crear el sitio donde alojarás tu e-commerce.

Los «aparadores» (que son utilizados para llamar la atención de los clientes) en el mundo digital serán comparados con los «sliders» (las primeras imágenes que se mostrarán). Los «pasillos» a través de los cuales los clientes recorren tu tiendas serán los «menús» en tu sitio electrónico. Los «anaqueles» (muebles donde acomodas prendas similares) ahora serán llamados «colecciones». Los «productos» serán sustituidos por fotografías y serán en uno de los elementos más determinantes para tu e-commerce.

Siguiendo con la analogía, la publicidad (edecanes, uso de bocinas o volantes para llamar la atención) ahora será llamada «marketing digital» (promoción en redes sociales y Google). El «vendedor» que se encontraba en tu tienda para brindarle atención a los clientes ahora lo conocerás como «agente en línea». Las «ofertas» cambiarán por «cupones» y la «caja» –donde realizabas las transacciones- será ahora el «check out».

 

2. Tipos de e-commerce

En el e-commerce también encontrarás diversos tipos de comercio e, incluso, puede haber mezclas entre ellos: el B2B, B2C, Marketplace y Dropshipping. A continuación te explicamos más sobre cada uno:

El B2B es un tipo de comercio «business to business» en el que haces tratos únicamente con otros negocios y, generalmente, la relación comercial es a largo plazo. En el B2C «business to consumer» las transacciones las realizas con el consumidor final; es decir, que cualquier persona puede comprar una sola vez o en varias ocasiones. Dependiendo del tipo de comercio que vayas a tener en tu tienda en línea deberás definir los horarios de atención y las promociones.

Por otra parte, el «Marketplace» es un mercado digital donde ya existe tráfico, debes pagar una cuota y compites con otros vendedores en el mismo sitio. Finalmente, el «Dropshipping» es una modalidad donde se terceriza el envío, generalmente de productos muy especializados con los que no cuentas físicamente en tu almacén.

 

3. E-commerce para pymes

Lo que una plataforma de comercio electrónico debe de tener para que pueda operar sin problemas, aun sin conocimientos especializados en programación o desarrollo, es lo siguiente:

  • Estar conectado a las redes sociales para facilitar a tus clientes la compra de tus productos.
  • Facilitar la generación de guías y envíos de cada orden que recibas.
  • Integrar una pasarela de pagos.
  • Contar con un gestor de pedidos.
  • Tener una app móvil.

 

4. Requisitos

Para iniciar tu tienda en línea debes cumplir con estos requisitos:

  • Tener un plan de acción de inicio a fin, considera que implementar totalmente tu tienda en línea puede llevarte de uno a dos meses.
  • Contrata personal dedicado.
  • Define tu imagen corporativa (logo, misión, visión, objetivos, etc.).
  • Haz un catálogo de productos (nombre, descripción, variantes, fotografías).
  • Diseña un plan logístico. Ya le vendiste a tus clientes, ahora necesitas un aliado estratégico para que los productos lleguen como lo prometiste.
  • Contrata pagos.

 

Si estás considerando pasar al mundo digital para cambiar su modelo de negocio o complementar el que ya tienes, te invitamos a ver el video completo de nuestro webinar ¡Da click aquí y no te lo pierdas!