Uno de los temas que actualmente nos preocupan debido a la contingencia y que es clave para muchos pequeños comercios con tiendas físicas y/o que están incursionando en la venta en línea es: ¿Cómo distribuir mis productos eficientemente sin salir de casa?

Tanto las ventas físicas como en línea de la mayoría de los productos, están sufriendo una caída considerable y posiblemente faltan algunos meses para que se inicie una recuperación. De ahí la importancia de no detener nuestros negocios y desarrollar la distribución de nuestros productos.

¿Necesitas un e-commerce para comenzar a vender en línea?

La venta en línea NO NECESARIAMENTE REQUIERE UNA PLATAFORMA DE E-COMMERCE. En este momento nuestra prioridad debe centrarse en la DISTRIBUCIÓN DE LOS PRODUCTOS.
Independientemente de la plataforma que usemos para vender (que puede ser desde telefónica hasta plataformas de e-commerce), sabemos que con esta pandemia va a cambiar la forma en la que entregamos los productos a nuestros clientes. Va a cambiar la movilidad de las personas y, cada vez más, los clientes empezarán a buscar a los negocios que les lleven el producto hasta sus casas.

 

3 tips para mejorar la distribución de tus productos

Para optimizar la distribución de tus productos necesitas tres cosas:


1. Registrar las órdenes de tus clientes

Puede ser una hoja de cálculo o puede ser un sistema, no importa, lo que debes tener claro es: QUIÉN es nuestro cliente, CUÁLES son los productos que quieren y en qué CANTIDAD. Estos dos últimos puntos debes registrarlos por separado (en diferentes columnas o campos) porque es la manera en la que después podrás agrupar varias órdenes para hacer una LISTA DE PICKING y realizar el surtido eficientemente.

¿Qué es una lista de picking? 

La lista de picking es un resumen de todos los productos que surtes en un mismo evento (ese «evento» puede suceder una vez al día, o varias veces, o una vez cada tres días, dependiendo del volumen de órdenes que tengas). Entonces, el objetivo es recolectar las cantidades TOTALES a surtir, sin importar para qué cliente sea, porque en ese momento no debe importarte.
En lugar de surtir una por una las órdenes de tus clientes, podrás agrupar varias y formar un LOTE. Esto te permitirá preparar varios pedidos al mismo tiempo y evitará que vayas varias veces al mismo lugar a buscar el mismo producto.

 

2. Preparar lista de empaque (packing list)

Básicamente es la misma información de las órdenes que registras. Es decir, los artículos y cantidades pero –ahora sí- separados POR CLIENTE. En pocas palabras, un listado de lo que vamos a meter EN CADA CAJA.
Una vez que juntes todos los productos s del almacén, tendrás que separar los productos de cada orden al tiempo que los metes en la caja. De hecho, es recomendable meter en la caja una copia de esta lista, para que cuando tu cliente abra la caja, pueda cotejar que efectivamente están completos los productos de su orden.

 

3. Alistar el envío

Una vez cerrada la caja, lo primero es identificarla de alguna manera para no confundir los paquetes. Podrías pegar una copia del packing list pero si vas a enviar los productos por medio de una mensajería, no  TODOS pueden saber el contenido de la caja, especialmente si los productos son de alto valor.

Por eso lo ideal sería pegar en ese momento la guía y tener relacionado en el registro de órdenes qué guía le corresponde a cada orden. Hay algunas aplicaciones que te permiten cotizar los servicios de envío con distintas empresas de mensajería del país, encontrar la más adecuada, generar e imprimir directamente la guía para pegarla sobre la caja. 

Con esto ya estás listo para enviar. La mayoría de las mensajerías comerciales cuentan con servicio de recolección sin costo, así que puedes solicitar la recolección, juntar todas las cajas que van para la misma mensajería y dejarlas listas.

 

Te invitamos a ver el video de nuestro webinar para que conozcas cómo hacer más eficiente el picking y packing desde tu casa ¡Dale click aquí y no te lo pierdas!