Se acerca un nuevo año, y seguro estás poniendo sobre la mesa tus propósitos para el 2022. Casi siempre uno de esas metas es mejorar la organización de nuestra vida en general y, si eres emprendedor o tienes algún negocio, seguro querrás ser más organizado en él.

Uno de los métodos que consideramos será de los más usados para lograrlo es  la programación de publicaciones en redes sociales pero, ¿es realmente esta la mejor opción que tenemos? Como siempre y como en todo hay dos caras de una misma moneda.

Por un lado las ventajas, innegables por supuesto, siendo la más destacada que se puede planear a largo plazo el contenido de tus redes sociales, por otro lado, las desventajas que, siendo pesimistas, nos parece que pesan más:

  • Te confías de que las publicaciones saldrán sí o sí, con ello tal vez termines por descuidar tu página.
  • Pierdes oportunidad de interactuar con tus seguidores dado que no publicas manualmente el contenido.
  • Hay un mayor margen de error al descuidar el detalle.
  • Puede que pases de largo tendencias emergentes al planear todo con demasiada antelación.
  • Los horarios que te recomiendan plataformas como óptimos fluctúan mucho.

Pero entonces, ¿no programo nada? La respuesta rápida es no; debes aprender a usar estas herramientas digitales a tu favor, sacarles el mayor provecho posible, programa días que sabes habrá desborde de operaciones o son feriados, pero al menos dos o tres veces a la semana date el tiempo de publicar manualmente e interactuar en las publicaciones, dar likes, responder comentarios, etc.; en cuanto a los mensajes debes responderlos diario y casi al momento, se sugiere hacer lo mismo con los comentarios, sobre todo si son quejas de clientes.

Ahora que lo sabes, usa sin temor a equivocarte y equilibradamente todas estas herramientas auxiliares digitales.