Una de las preguntas más importantes cuando empezamos a vender nuestros productos, tanto en tiendas físicas como en línea, es: “¿cómo calcular los mínimos de inventario para no quedarme sin productos?”.

Pero, ¿por qué este es un punto clave para cualquier negocio? La respuesta es muy sencilla. Por un lado, puedes quedarte sin producto y si un cliente lo busca y no lo encuentra, seguramente no volverá a comprar en tu tienda. Por otra parte, el exceso de producto puede traerte gastos de almacenamiento muy elevados. Aunque cuentes con tu propio almacén, tener tus productos sin rotación es un gasto. 

 

¿Cómo calcular un nivel óptimo de inventario?

A continuación te mostramos cómo hacer un cálculo sencillo para determinar el nivel ideal de productos que debes tener en tu almacén: 

Multiplica el desplazamiento promedio diario de productos por el plazo de entrega del proveedor o periodo de producción del artículo y obtendrás tu punto de reorden. 

Como el comportamiento de los consumidores varía según las temporadas, te recomendamos contar con un inventario de seguridad. Pero, ¿cuántas unidades debes tener reservadas para protegerte? para determinarlo considera la confiabilidad de tus proveedores, la facilidad para sustituir el producto o conseguirlo de otro modo y las tendencias del mercado. 

Asimismo, te aconsejamos calcular la desviación estándar de la demanda y el factor de estacionalidad. Puedes medirlos fácilmente en un documento de Excel, como se muestra a continuación: 

De este modo, tu stock máximo lo podrás determinar multiplicando el tiempo de entrega habitual del proveedor por el desplazamiento promedio, más el número de stock mínimo. 

Si quieres saber más sobre cómo calcular los niveles mínimos de inventario para ahorrar costos de almacenaje, te invitamos a ver el video completo de nuestro webinar ¡Da click aquí y no te lo pierdas!

Responder